Prensa

Noticias · 22 de noviembre de 2021

Unidad para defender y conquistar derechos

  • Fuente: Abuelas
  • Autor: Abuelas

El V Encuentro Federal de Derechos Humanos se realizó nuevamente de manera presencial en la ex ESMA con referentes de todo el país. Abuelas encabezó la comisión de identidad.

El Día de la Soberanía Nacional, 20 de noviembre, tuvo lugar en el Espacio para la Memoria (ex ESMA) el quinto Encuentro Federal de Derechos Humanos. Con la participación de más de mil representantes de todas las provincias, los debates se produjeron al interior de once comisiones. El objetivo es “nutrirse de los reclamos” en la materia, afirmó Horacio Pietragalla Corti, secretario de Derechos Humanos de la Nación, nieto restituido y principal organizador del evento.

Entre las comisiones se destacaron violencia institucional, juicios de lesa humanidad, pueblos originarios, espacios de memoria, comunicación y derechos humanos y, por supuesto, identidad, cuya bienvenida estuvo a cargo de Manuel Gonçalves. "Todo lo que se ha construido a partir de la lucha de Abuelas, tener un encuentro como éste, contar en una escuela lo que pasó, en parte sucede porque Abuelas interpeló a la sociedad sobre el derecho a la identidad", afirmó e invitó a seguir construyéndolo colectivamente.

"Pensamos la mesa de este año en dos sentidos –señaló María Laura Rodríguez, referente del área de Presentación Espontánea de nuestra Asociación–: ubicar histórica y socialmente la práctica de apropiación por razones políticas y compartir diversas experiencias que se desarrollan en el país". Y a continuación presentó las y los invitados al panel: la antropóloga e investigadora del CONICET Carla Villalta; Wilfrido Pérez, miembro de la Oficina de Derechos Humanos y Justicia del Poder judicial de Córdoba, y María Soledad Patané, del Área de Identidad y Ciudadanía de la Defensoría del Pueblo de la Nación.

Villalta enfatizó el proceso político, jurídico y comunicacional que impulsaron las Abuelas y que permitió visibilizar la violencia sobre las y los niños apropiados por razones políticas. "Esas estrategias sirvieron para contrarrestar los discursos que, poblados de eufemismos, hablaban en nombre de la salvación y la buena crianza. Fueron construyendo narrativas pasibles de ser socialmente aceptadas", precisó y aclaró: "Las prácticas de apropiación se asentaron en tramas de relaciones preexistentes".

"A partir de la lucha de Abuelas, luego de la dictadura, hay un desplazamiento de sentidos y muchos sectores cuestionaron la adopción plena y la nula participación dada a los padres biológicos en el proceso de adopción de sus hijos –repasó–. Se pudieron cuestionar las prácticas institucionales que habían regido y favorecido la apropiación".

La antropóloga añadió que hoy en la Argentina hay una preeminencia dada al respeto a la identidad. "La apropiación de niños permitió comprender lo habitual que era la aceptación de prácticas delictivas como la inscripciones falsas de niños, y que gozaban de una valoración moral positiva. Y esas prácticas criminales se confundieron con otras prácticas ilegales que también sucedían", subrayó.

"El acontecimiento político que visibilizó la apropiación criminal de niños se produjo gracias la incansable lucha de las Abuelas. Y ese acontecimiento posibilitó iluminar un pasado que hasta aquel momento estaba oculto", concluyó.

A su turno, Soledad Patané contó cómo trabaja el programa de Identidad del Defensor del Pueblo de la Nación y quiénes se acercan: "Hay tres grupos: los que dudan de su identidad, las madres a quienes les robaron sus hijos al nacer, y quienes son adoptados y quieren conocer su origen".

"Una vez finalizada la etapa de prueba hay dos posibilidades: Una que es la que lamentablemente ocurre en la gran mayoría de los casos, que la investigación se trunca; y las menos que llegan a conocer el origen".

“Las razones por las que se trunca la investigación –explicó– son el silencio de las familias de los buscadores que son quienes pueden tener algo de información y la problemática de los archivos. Los hospitales pueden deshacerse de los archivos a los 10 años. Cuando se encuentra información, en muchos casos, está muy dañada. Estas son algunas de las dificultades que se plantean en el trabajo cotidiano”.

Wilfrido Pérez, en tanto, detalló la experiencia de la investigación de la denominada Base Identidad, que revisó declaraciones de abandono, guardas y adopciones para reconstruir estos procesos, y culminada su intervención tomaron la voz referentes de la búsqueda de distintas organizaciones como Por nuestra identidad, entre otras.

El cierre del encuentro, en la Plaza de la Declaración Universal de los Derechos Humanos del predio, fue al atardecer con el reconocimiento a Alfredo Moffat y Alicia Stolkiner por su rol en materia de derechos humanos y salud mental. En una mesa estuvieron Taty Almeyda, de Madres - Línea Fundadora, Lita Boitano, de Familiares, Santiago Ozuna, de HIJOS, Norma Díaz, madre de Camila Arjona, asesinada por la espalda por la Policía Federal, y el secretario de DDHH Horacio Pietragalla. En una jornada marcada por el asesinato reciente del adolescente Lucas González por la Policía de la Ciudad de Buenos Aires, todos coincidieron en la necesidad de la unidad y el acompañamiento para defender y conquistar derechos.

Seguir Leyendo