Prensa

Noticias · 15 de octubre de 2021

Un triunfo de la lucha

  • Fuente: Abuelas
  • Autor: Abuelas

La detención del genocida Juan Carlos Vásquez Sarmiento, apropiador del nieto 102 y ex agente de Inteligencia de la dictadura, es fruto de la tenacidad de la búsqueda de Abuelas.

Tras casi 20 años prófugo, fue detenido Juan Carlos Vázquez Sarmiento, apropiador de Ezequiel Rochistein Tauro –nacido en cautiverio en la ESMA en 1977– y represor de la Fuerza Aérea. El juez federal Daniel Rafecas ordenó su detención. Circulaba con una identidad falsa.

Vázquez Sarmiento integró el servicio de Inteligencia de la Fuerza Aérea durante la última dictadura. El Juzgado Federal N° 6 lo buscaba desde 2003, denunciado en la causa por la apropiación de Guillermo Pérez Roisinblit, hijo de Patricia Roisinblit y José Pérez Rojo, secuestrados por la Fuerza Aérea en la RIBA y ella trasladada a la ESMA para parir. Tiempo después se le sumaría la causa por la apropiación del hijo del matrimonio Rochistein Tauro, también nacido en la ESMA.

Por pedido de Rafecas, la Policía de Seguridad Aeroportuaria se involucró en la búsqueda. Y después de casi 20 años, apareció un dato. Agentes de esa fuerza lo interceptaron llegando a una vivienda en Ituzaingó, zona oeste del Gran Buenos Aires. Personal policial lo identificó saliendo de la casa de su esposa, a unas diez cuadras de donde fue abordado.

Ante el pedido para que se identificara, el represor negó ser Vásquez Sarmiento y dijo que no contaba con DNI encima. Fue trasladado a la sede de la PSA en Ezeiza para cotejar huellas digitales. En ese trayecto, confesó y los análisis lo confirmaron. Se negó a declarar y permanece detenido.

La causa de la apropiación de Ezequiel Rochistein Tauro, el nieto 102 restituido por Abuelas, la primera en la que fue imputado Vásquez Sarmiento, es un desprendimiento de otra por apropiación: la de Guillermo Pérez Roisinblit, nieto de la vicepresidenta de nuestra Asociación. El nombre de Vásquez Sarmiento había surgido en una denuncia que recibimos.

Cuando realizamos la presentación judicial, encontramos una denuncia previa por el caso de Ezequiel y de la otra hija del matrimonio. Al comparar ambos documentos con la partida perteneciente a Guillermo, nos dimos cuenta que las tres habían sido firmadas por el mismo médico, Alejandro Canela, quien acreditó nacimientos en domicilio. En el caso de Ezequiel y Guillermo, fueron partidas falsas. Dos años después, citado a indagatoria por la apropiación de Rochistein Tauro, Vásquez Sarmiento se fugó.

Recién ocho años más tarde, en 2010, Ezequiel recobró su verdadera identidad. Pasaron 45 años de los hechos investigados y 20 de que la Justicia tuviera su nombre como uno de los responsables de secuestros y robo de bebés. La noticia detención de Vásquez Sarmiento es un triunfo que representa y grafica la tenacidad y la lucha de tantos años y que no deja de ser un alivio a pesar de que el tiempo pesa. 

Seguir Leyendo