Prensa

Noticias · 08 de enero de 2021

Un espacio de reflexión colectiva

  • Fuente: Abuelas
  • Autor: Abuelas

Casi 800 alumnos y alumnas de todo el país participaron del curso “Las Abuelas y el derecho a la Identidad” durante 2020. El material fue elaborado por todas las áreas de la Asociación.

Por Irene Strauss*

En 2018, nos planteamos desde Abuelas el desafío de desarrollar un curso virtual propio, con el antecedente de los cursos virtuales de capacitación docente sobre Memoria y Derecho a la identidad que desde 2010 venimos realizando junto al INFoD y el Programa de Educación y Memoria del Ministerio de Educación para todos los niveles.

La idea fue sencilla pero el trabajo arduo: nos propusimos sistematizar la práctica de cada área de Abuelas, comunicar hacia afuera cuáles son las tareas que se llevan adelante y reflexionar sobre las problemáticas que se van sorteando, para generar cada vez más y mejores herramientas para buscar a los y las nietas que faltan. A la vez, visualizamos una nueva oportunidad de difundir el derecho a la identidad y generar compromiso en la sociedad para garantizar su cumplimiento.

El curso fue desarrollado junto a los distintos equipos de trabajo de la Asociación, y aborda la historia de las Abuelas desde la perspectiva de la construcción del derecho a la identidad, a partir de un recorrido por los hitos que involucran a las áreas genética, jurídica, psicológica, cultural y social. También se encara la reflexión sobre el derecho a la identidad en la actualidad y se analizan distintas representaciones sociales sobre las que Abuelas pone la mirada.

En un año signado por la virtualidad, durante 2020 pudimos concretar tres cohortes del curso “Las Abuelas y el Derecho a la Identidad”: la primera, en la plataforma de la Secretaría de Derechos Humanos de la Provincia de Santa Cruz, luego junto a la Secretaría de Derechos Humanos de la Provincia de Buenos Aires, y, la última, junto la Escuela de Formación de la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación.

En los tres casos, el curso fue dirigido a público en general, lo que representó para el equipo de coordinación y tutores un desafío adicional, pero también un aprendizaje muy interesante: tuvimos la oportunidad de interactuar con alumnos y alumnas de distintas localidades del país e incluso de Brasil y Uruguay, con edades diversas, y niveles educativos y ocupaciones diferentes. Unas 800 personas pasaron por nuestras aulas virtuales y participaron de los debates, y expusieron sus dudas, experiencias y aprendizajes a partir de las cinco clases temáticas, con detallado material teórico y audiovisual.

Aunque aún estamos dando los primeros pasos con estos materiales y son pocas las cohortes para tener un panorama certero, ya podemos sostener que algunas de las hipótesis con las que desarrollamos el curso se fueron verificando. Muchos de los contenidos que abordamos son conocidos por el público en general por distintos motivos: por su experiencia personal, porque lo han estudiado en las escuelas o universidades, porque los han visto y leído en los medios de comunicación o porque se lo han contado familiares y amigos. Otros textos –especialmente los referidos a la cuestión genética, al aspecto psicológico o al aporte a la legislación internacional– resultaron novedosos. Pero, más allá de los textos históricos, durante el curso hicimos foco en las diversas representaciones sociales, entendidas como un conjunto de pensamientos y miradas respecto de la realidad que se van construyendo socialmente y que, por lo general, no se revisan o cuestionan, que fueron enfrentando las Abuelas.

Estas representaciones van construyendo un “sentido común” y, como tal, penetran en todos los ámbitos. Para las Abuelas, muchas veces fueron un escollo muy difícil de sortear. En su camino, intentaron ponerlas en tensión, cuestionarlas y dar otras respuestas. Muchas de estas representaciones aún están vigentes y, con el tiempo, otras se van sumando.

En el curso, que repetiremos durante 2021, intentamos develarlas colectivamente, asumiendo este desafío que seguramente traerá sus frutos.

*Responsable de Educación de Abuelas

Seguir Leyendo