Prensa

Noticias · 03 de diciembre de 2021

Mendoza: tres condenados por la apropiación de la nieta 127

  • Fuente: Abuelas
  • Autor: Abuelas

Su madre fue llevada a parir a la ESMA. Recién nacida, la bebé fue apropiada por un matrimonio de Mendoza. En 2017 recuperó su identidad.

El Tribunal Oral Federal N° 1 de Mendoza condenó al represor del D-2 y apropiador Armando Osvaldo Fernández a 10 años de prisión como coautor de la apropiación de la hija de los desaparecidos Carlos Simón Poblete y María del Carmen Moyano.

Abelardo Santiago Garay, también del D-2, quien falsificó su rol como testigo del nacimiento, recibió una pena de 8 años como partícipe necesario. Y la apropiadora Iris Yolanda Luffi fue condenada a 5 años como coautora de la apropiación.

La sentencia, dictada por los jueces Alejandro Piña, María Paula Marisi y Daniel Carelli, constituye la segunda condena por apropiación de bebés en la provincia de Mendoza. La primera fue en marzo 2019, con la condena a los apropiadores de la nieta restituida Claudia Domínguez. La querella de Abuelas había pedido 15 años Fernández, 13 para Garay y 10 Luffi, igual que la fiscalía.

Fernández fue declarado culpable por ser “responsable de los delitos de retención y ocultamiento de una menor de 10 años, por la alteración del estado civil y por hacer insertar datos falsos en documentos públicos destinados a acreditar la identidad de las personas, todo en concurso ideal".

En tanto, Garay lo fue por "retención y ocultamiento de una menor de 10 años y por resultar coautor de los delitos de alteración del estado civil y por hacer insertar datos falsos en un documento público, en concurso ideal".

Y la esposa del represor Fernández fue condenada por "retención y ocultamiento de una menor de diez años, por la alteración civil de una menor y por hacer insertar datos falsos en documentos públicos destinados a acreditar la identidad de las personas, en concurso ideal". Previo a la sentencia, el abogado defensor de Luffi había brindado su alegato en el que solicitó la absolución de la mujer.

"Declarar que Miriam Fernández [tal es el nombre de apropiación de la nieta 127] es víctima de delito de lesa humanidad cometido durante el terrorismo de Estado en la Argentina", puntualizó el tribunal en el punto 6 del fallo. Se hizo justicia. Por Miriam, nacida en la ESMA durante el cautiverio de su madre, por su familia que siempre la buscó, y por toda la sociedad.

Seguir Leyendo