Prensa

Gacetillas · 10 de junio de 2019

Mañana declara Benjamín Ávila en el juicio “Contraofensiva Montonera”

  • Fuente: Abuelas
  • Autor: Abuelas

Abuelas querella en el caso de su mamá, Sara Zermoglio, y de la pareja de ella, Horacio Mendizábal. También, por las desapariciones en la familia Amarilla Molfino.

Abuelas de Plaza de Mayo informa que mañana, martes 11 de junio, desde las 9, continuará el juicio denominado Contraofensiva Montonera, por crímenes de lesa humanidad cometidos contra un centenar de víctimas en 1979 y 1980. En esta audiencia, declarará Benjamín Ávila, hermano del nieto restituido Diego Mendizábal Zermoglio e hijo de Sara Zermoglio, desaparecida en octubre de 1979.

Mañana también prestarán testimonio Oscar Mathot, dirigente agrario de Misiones; Hugo Mansilla, sobreviviente que declarará por Ángela Salamone y Daniel Santilli; Hugo Fucek, militante que cuidó a los hijos de sus compañeros en la guardería de Cuba; y Carlos Cremona y Remo Venica, militantes de las Ligas Agrarias santafesinas que estuvieron escondidos en el monte chaqueño.

Abuelas se presentó como querellante por los casos de Sara Zermoglio y Horacio Mendizábal, padres del nieto restituido Diego Mendizábal Zermoglio.

Sara y Horacio regresaron a la Argentina en el marco de la Contraofensiva, luego de su exilio en Cuba, donde en enero de 1979 había nacido su hijo Diego. Horacio fue secuestrado en septiembre de 1979, en Munro, y luego asesinado, mientras Sara fue secuestrada en la casa de unos compañeros junto a Diego y a su otro hijo, Benjamín, de 5 años, fruto de una relación anterior. Benjamín fue llevado a la casa de su abuela materna. Diego fue localizado en 1984.

Abuelas querella, además, por Guillermo Amarilla y Marcela Molfino (padres del nieto Guillermo Amarilla Molfino), Rubén Amarilla y Noemí Gianetti de Molfino (tío y Abuela de Guillermo Amarilla Molfino, respectivamente).

El juicio

Entre 1979 y 1980, Montoneros llevó a cabo la llamada Contraofensiva, que consistió en el reagrupamiento de militantes exiliados en diferentes países, que regresaron a la Argentina a encabezar una campaña para resistir a la dictadura cívico-militar y generar apoyo social para que el terrorismo de Estado llegara a su fin. La dictadura desató una feroz represión contra los militantes.

El Tribunal Oral Federal Número 4 de San Martín juzga a nueve ex integrantes del Servicio de Inteligencia del Ejército, por secuestrar, torturar y asesinar a casi un centenar de personas, tanto en Argentina como en Brasil, Perú y España.

Los imputados son Eduardo Eleuterio Ascheri, Jorge Eligio Bano, Jorge Norberto Apa, Marcelo Cinto Courtaux, Raúl Guillermo Pascual Muñoz, Roberto Dambrosi, Carlos Blas Casuccio, Alberto Daniel Sotomayor y Luis Ángel Firpo.

La audiencia ante los jueces del Tribunal Oral Federal Número 4 de San Martín se desarrollará en Pueyrredón 3728 (San Martín, provincia de Buenos Aires). Los mayores de 18 años pueden ingresar presentando un documento de identidad.

Esperamos que nos acompañen en este proceso en busca de Memoria, Verdad y Justicia.


Seguir Leyendo