Prensa

Comunicados · 29 de noviembre de 2019

La justicia de Mendoza procesa a un juez por interferir en la búsqueda de una nieta apropiada en dictadura

  • Fuente: Abuelas
  • Autor: Abuelas

Se lo acusa de delito de prevaricato

Abuelas de Plaza de Mayo celebra la resolución de la Sala B de la Cámara Federal de Apelaciones de Mendoza que dispuso el procesamiento del ex juez Eduardo Mestre Brizuela por el delito de prevaricato. A través de un fallo injusto y no conforme a derecho Mestre Bizuela impidió la investigación sobre la apropiación de la nieta Rebeca Manrique Terrera, con la consecuente dilación de la restitución, que llegó recién en 2007.

En 1987, amparado en las leyes de obediencia debida y punto final, a sabiendas de que eran inaplicables a los casos de apropiación de niños y niñas, Mestre Brizuela impidió la investigación de lo sucedido con Silvina Celina Rebeca Manrique Terrera, desaparecida el 24 de julio de 1977 junto a sus padres, Laura Noemí Terrera y Alfredo Mario Manrique. A raíz de esa decisión del juez, las familias Manrique y Terrera tuvieron que esperar 20 años para volver a localizar a Silvina.

En 2018, la familia logró justicia por los crímenes de Laura y Alfredo en la Megacausa Mendoza IV. Allí se juzgó a 20 imputados, entre ex miembros del Ejército, la Fuerza Aérea, Policía Federal y Policía de Mendoza, por los crímenes cometidos contra 86 víctimas, ente ellas los padres de la nieta Silvina Celina Rebeca Terrera.

Seguir Leyendo