Prensa

Noticias · 26 de octubre de 2021

Florece identidad

  • Fuente: Abuelas
  • Autor: Abuelas

En las redes, en las escuelas, en los lugares de trabajo, en organismos públicos, en centros culturales, en espacios de memoria, en todos lados se rememoró la fundación de Abuelas de Plaza de Mayo y se conmemoró el Día Nacional por el Derecho a la Identidad.

En el marco del 44° aniversario de Abuelas y en el Día Nacional del Derecho a la Identidad, invitamos a la sociedad, instituciones, organizaciones y a la comunidad educativa a sumarse a la campaña “Florece Identidad”, con el objetivo de visibilizar, una vez más, la búsqueda de los cerca de 300 nietos y nietas que falta encontrar, porque sólo con el ejercicio colectivo de la memoria –tal como dijimos en la convocatoria– florecerán las identidades de quienes aún viven sin conocer la verdad sobre su origen.

Fueron jornadas conmovedoras cuyas repercusiones continúan. La propuesta era sencilla. Crear pétalos de diversos tamaños, formas y colores para construir colectivamente flores que nos inviten a pensar quiénes somos, de dónde venimos, qué hacemos, hacia dónde vamos y que den cuenta de la riqueza de una sociedad diversa. La flor de la campaña se podía descargar de nuestra web para pegar en algún lugar visible, armar un esténcil, hacer collage, dibujar, pintar o copiar la imagen e intervenirla, junto con la frase Florece Identidad. Luego, la sugerencia era registrar la acción con fotos o videos, y el viernes 22 de octubre, Día Nacional del Derecho a la Identidad, difundirla por redes con las etiquetas #Abuelas44Años y #FloreceIdentidad.

El acompañamiento ya se hizo sentir los días previos y explotó el 22 de octubre. Funcionarios nacionales, provinciales y locales expresaron su apoyo, desde el presidente de la Nación, Alberto Fernández, el gobernador bonaerense Axel Kicillof, ministras y ministros, hasta dirigentes de todos los rincones del país. Federaciones y sindicatos, clubes deportivos, organizaciones de base, asociaciones civiles de todo tipo, organismos internacionales y referentes de los más diversos ámbitos nos hicieron llegar su cariño y su reconocimiento por tantos años de lucha.

Mención aparte merecen las escuelas que se abocaron a reflexionar en las aulas sobre la fecha y a partir de eso produjeron trabajos hermosos que nos compartieron. Para las instituciones educativas habíamos armado una pizarra virtual con materiales didácticos –para inicial, primario y secundario– y allí mismo fuimos subiendo las creaciones que nos enviaron, que pueden entrar a ver: https://padlet.com/abuelasdifusion/FloreceIdentidad.

La identidad como construcción social y subjetiva y como derecho fue el eje del abordaje de maestros y maestros con sus estudiantes. Muchos vincularon el aniversario de Abuelas con las consecuencias del terrorismo de Estado en sus comunidades locales, como las y los chicos de 3° C de la Escuela N° 2 DE 6° "José María Gutiérrez", de de Parque Patricios de la Ciudad de Buenos Aires, que también recordaron a los 121 detenidos-desaparecidos del barrio.

Varias escuelas especiales de distintas localidades nos enviaron sus producciones, como la N° 539 de Rosario, cuya profesora de Historia, Natalia Argüelles, refirió que se trata de un colegio “con chicos en situación de vulnerabilidad, en algunos casos muy extrema, y aun así siempre están dispuestos a trabajar” y “saben que las Abuelas de pañuelo blanco buscan a sus nietos y aclaran ‘pero no son bebés, ya son grandes como la seño’".

Buena parte de las reflexiones en las aulas tuvieron como disparadores algunos de los recursos que ofrecimos como insumo a las y los docentes. En la Escuela Especial Nº 505 “Fernando Fader”, de la ciudad bonaerense de Azul, armaron un videoclip con la canción “Soy”, de Yamandú y Tabaré Cardozo, uno de los materiales sugeridos para el nivel secundario. Las y los chicos de 7° grado de la Escuela 12 DE 10 porteña empezaron conversando sobre las frases de las Postales por el Derecho a la Identidad y siguieron por las historias contenidas en la serie realizada por Abuelas junto con el Ministerio de Educación. Así “pudieron conocer, preguntar y reflexionar sobre el derecho de la identidad y la restitución de la identidad de los nietos apropiados –como contó su maestra Sofía Podestá Hollman–. Para terminar, cada niñe escribió en un pétalo de cartulina una frase sobre su propia identidad y armamos un afiche entre todes”.

Las experiencias de las escuelas nos llenan de esperanza y reafirman algo que pensamos desde el inicio de nuestra lucha y de nuestra institución: que se trata de resolver el delito de apropiación de identidad y, además, de conocer nuestra historia, nuestro territorio, nuestros derechos. Solo de este modo podremos proyectarnos como individuos y como sociedad hacia el futuro. Es profundamente conmovedor el ejercicio cotidiano de memoria que se practica sobre todo en los colegios públicos, impulsado por sus docentes, estudiantes, familias, directivos y cooperadoras, y que “florece” en fechas como el Día de la Identidad o el 24 de marzo.

Un gran mérito de este reverdecer constante de la memoria es de los gremios docentes, como el Sindicato Unificado de Trabajadores de la Educación de Buenos Aires (SUTEBA), para el que los derechos humanos ocupan un lugar central en la agenda. Precisamente SUTEBA organizó un encuentro en el que participaron nuestra responsable de Educación, Irene Strauss, y el nieto restituido Leonardo Fossati. Strauss agradeció al SUTEBA "que hace añares que nos vienen acompañando" y destacó que "la escuela es uno de los ámbitos más importantes para construir ciudadanía y difundir todas las luchas". "La defensa y la garantía del derecho a la identidad no sólo se concreta buscando y encontrando a los nietos y nietas que nos faltan, sino promoviendo la conquista de nuevos derechos", concluyó. En tanto, “Leo” subrayó: "Al restituir nosotros nuestra identidad, nuestros hijos también recuperan la suya, no solo porque cambian de apellidos, sino que conocen su verdadera historia también, la de sus abuelos, abuelas, de dónde venimos y toda una familia que nos está esperando".

La propia historia de vida de Leo Fossati y de su familia constituye un ejemplo de este “florecer identidad”. Su padre Rubén Leonardo Fossati, militante de la Federación Universitaria Peronista, y su madre Inés Beatriz Ortega, de la Unión de Estudiantes Secundarios, fueron secuestrados cuando ella tenía un embarazo de siete meses, dio a luz el 12 de marzo de 1977 en la Comisaría 5ta de La Plata, devenida en centro clandestino, y fue despojada de su hijo que recién en 2005 pudo conocer su verdadero origen. Hoy Leo es responsable de la filial de Abuelas platense y del espacio de memoria que funciona en esa ex seccional de la Policía Bonaerense. Allí, para el Día de la Identidad, organizaron una radio abierta, estampado de remeras con la flor de la campaña y pintaron un mural colectivo precioso. Iniciativas similares tuvieron las otras filiales de nuestra Asociación y los nodos de la Red Nacional por la Identidad que nos acompañan solidariamente en la difusión de nuestra lucha. A todas, todos y todes, gracias… totales.    
Seguir Leyendo