Prensa

Noticias · 01 de octubre de 2022

El sueño de la casa propia

  • Fuente: Abuelas Córdoba
  • Autor: Katy García

Abrió sus puertas la Casa de Abuelas de Plaza de Mayo filial Córdoba. Sonia Torres, presidenta de la institución le agradeció al gobernador, Juan Schiaretti, haber hecho realidad la nueva sede para seguir buscando a las nietas y nietas que aún falta recuperar.

En un día gris y lluvioso, se inauguró la casa de Abuelas de Plaza de Mayo filial Córdoba, ubicada en pleno centro de la ciudad. La puerta de ingreso linda con la Plazoleta La Merced donde se llevó a cabo un emotivo acto presidido por Sonia Torres y el gobernador Juan Schiaretti. Ambos expresaron el significado de este acontecimiento. Antes, recorrieron el inmueble.

Sonia avisó que los latidos apurados del corazón le anunciaban lo que vendría. Una enorme emoción de recibir a los presentes este día cuando se cristaliza un sueño largamente anhelado.

“Esta casa será nuestro lugar de trabajo, un espacio renovado de ideas, acciones y esperanzas para lograr los tan deseados encuentros”, afirmó. Más íntima expresó: “Saben que, anoche cuando llegué a casa un poco cansada”, después de terminar con los preparativos para hoy junto a compañeros/as de Abuelas y de la secretaría de derechos humanos de la provincia-, “pensaba en los duros años de la dictadura cuando salí en una búsqueda desesperada de mis seres queridos arrebatados impiadosamente por los personajes del terrorismo de estado”. Evocó aquellos momentos de “angustia y desasosiego” que fueron menguando con el trabajo compartido. Y trajo al presente cómo se fueron organizando para que la sociedad se enterara de la lucha. “Decidimos unirnos con las madres y nos separamos después para buscar a los nietos y en ese camino localizamos 130 nietos y nietas”, dijo, orgullosa del trabajo realizado.

Más adelante, le agradeció a quien fuera secretario general del Sindicato del Personal de Obras Sanitarias (SIPOS), Luis Bazán, porque cuando “no teníamos dinero para pagar un alquiler” les facilitó un espacio en la Casa de los Trabajadores. Posteriormente alquilaron unas oficinas donde permanecieron muchos años pero debieron dejarlas porque los propietarios la necesitaban. “No sabíamos qué hacer –dice- y apareció la idea: le voy a pedir a Juan. No me dejó terminar y me dijo busquen ustedes. Y así fue”, rememoró. Seguidamente, envió un mensaje esperanzador. “Tengo el corazón enorme, lleno de gratitud, de alegría y amor…por tener un nuevo espacio para nuestra búsqueda. Gracias por acompañarnos porque en verdad, si el mundo es un pañuelo. Entonces, ¿cómo no los vamos a encontrar?”.

Nunca más terrorismo de estado

“Hoy es un día histórico, especial, para Córdoba. Porque las Abuelas de Plaza de Mayo tienen su sede propia” dijo el mandatario y afirmó que emociona ver este lugar “tan bien puesto que trasunta el amor no solo para quiénes están buscando sino el amor a la vida”. Destacó la ubicación céntrica de las oficinas accesibles para toda persona que busca averiguar con tranquilidad su tragedia, su identidad.

Sostuvo que este logro “no es mérito o decisión de una persona, es decisión de toda la sociedad cordobesa” que definió que “la defensa de los derechos humanos es patrimonio de todos, una política de estado, porque se ha hecho carne”. Agradeció a las y los representantes del pueblo “donde están expresadas todas las opiniones de la sociedad” que hayan votado que se otorgue la propiedad a las Abuelas sin que haya habido “un solo voto” en contra. Eso significa que “todos queremos a las Abuelas y a las Madres Plaza de Mayo que fueron como siempre digo la reserva moral de la Argentina en la noche más oscura que nos tocó vivir”.

“Fueron ellas”, agregó, las que enfrentaron a la dictadura genocida, mantuvieron en pie la dignidad y después siguieron “buscando a los hijos de sus hijos”. Finalmente dijo “sigamos así, apoyando los derechos humanos sin tintes partidarios”, para que toda Córdoba siga diciendo “Nunca más al terrorismo de estado, Nunca más a los crímenes de lesa humanidad…Y sí a la vida, sí a la democracia y a la convivencia en paz. Esta casa es de ustedes”, concluyó.

Pañuelos

Abuelas les hizo entrega de sendos pañuelos blancos, símbolos de su trayectoria de lucha, al gobernador y a su esposa la senadora Alejandra Vigo. Acompañaron este momento, la cantante Silvia Lallana y su conjunto que interpretaron un puñado de canciones.

Participaron del acto, legisladores, miembros del TSJ, y de la Universidad provincial; funcionarios de la Municipalidad de Córdoba y de la Justicia federal, entre otres. Bajo el gazebo, se ubicó el equipo de la institución –abogades, equipos técnicos, familiares y nietes-, integrantes de los Organismos de derechos humanos, y de los Sitios de memoria, dirigentes sindicales, sociales, de la cultura y la academia. Más los equipos de prensa.

Contactos: Si naciste entre 1975 y 1980 y tenés dudas sobre tu identidad, o si creés conocer a alguien que podría tenerlas no dudes en comunicarte. Dirección: Rivadavia 77. Tel.0351 666-7753|Pagina web abuelas.org.ar/ Correo electrónico: abuelascordoba@gmail.com

Seguir Leyendo