Prensa

Noticias · 26 de marzo de 2021

El seguimiento de la ex SIDE a los organismos de derechos humanos

  • Fuente: Abuelas
  • Autor: Abuelas

En el marco del proyecto Desclasificados, Abuelas y el CELS publicamos un análisis del material de inteligencia sobre nuestras organizaciones, ahora disponible para su acceso público.

Para el 24 de marzo, Abuelas y el Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS) publicaron las primeras lecturas de los documentos desclasificados de la ex Secretaría de Inteligencia del Estado (SIDE), que Presidencia de la Nación entregó en diciembre pasado. Se trata de un paso importante en la lucha contra el secretismo de las agencias de inteligencia en la Argentina y que tiene efectos en nuestra democracia. A 45 años del golpe, el conocimiento y el acceso público a la documentación de inteligencia relacionada con el terrorismo de Estado son claves y necesarios para continuar el camino de la memoria, la verdad y la justicia.

Las cajas recibidas sirvieron para confirmar lo que siempre supimos: que hubo seguimientos a les familiares de desaparecidos en dictadura y a sus formas de organización; que existió un registro burocrático de las actividades de denuncia y búsqueda, y que se realizaron acciones de inteligencia contra quienes buscaban a sus hijos y nietos secuestrados-desaparecidos y fundaron nuestras organizaciones.

No encontramos listados ni documentos que aporten información directa para conocer el destino de las y los desaparecidos, sí piezas que permiten seguir completando algunas zonas del rompecabezas que desde aquellos años comenzamos a armar y que todavía tiene muchos espacios vacíos.

Verificamos que los documentos que recibimos son solo una parte de lo que la ex SIDE produjo sobre nuestros organismos, ya que es evidente que las cajas contienen series parciales. Por esto, es fundamental sostener el trabajo de investigación, preservación y ordenamiento dentro de la ex SIDE.

Los organismos de derechos humanos planteamos desde el retorno a la democracia que, para reconstruir y comprender el plan sistemático de secuestro, tortura, exterminio y de apropiación de bebés y niños, es indispensable que todas las personas puedan conocer cómo funcionaron las estructuras de inteligencia. Por eso, este proceso iniciado en el marco de la disolución de la antigua Secretaría de Inteligencia y en la intervención de la AFI debe sostenerse y profundizarse en las oficinas de la ex SIDE, y debe ampliarse como parte de un proceso integral de desclasificación y acceso público a la documentación sobre el terrorismo de Estado.

El trabajo sobre el archivo de la ex SIDE y la implementación de una política de acceso a la documentación es una oportunidad histórica para construir y aportar evidencias e información que permita restituir la verdadera identidad a algunos de las y los 300 hijos de desaparecidos que aún buscamos, de los autores y responsables de los gravísimos delitos que se cometieron que aún permanecen sin identificar o para el descubrimiento de documentación que permita conocer el destino de las miles de víctimas cuyos restos aún no fueron hallados y sobre zonas y aspectos claves del funcionamiento represivo de la última dictadura.

El material desclasificado entregado por la ex SIDE a Abuelas es un claro ejemplo del seguimiento que los servicios hacían de forma secreta a los organismos y a los familiares. La documentación, presentada en dos cajas, cubre desde 1977 al 30 de diciembre de 1988. Contiene microfichas (digitalizadas) organizadas según la institución que produjo la información, y materiales que corresponden a lo hallado en las bases informáticas de consulta de la AFI en 2020.

El material demuestra el interés de los servicios en las dinámicas de trabajo y organización de Abuelas en todos los niveles. Por un lado, aborda la organización interna con informaciones sobre donaciones internacionales y la necesidad de autonomía. Por otro, estudia las dinámicas externas con interés por conocer cómo Abuelas se insertó en el proceso de construcción política y cultural en la Argentina y el exterior. Por último, también se enfoca en las actividades de las personas vinculadas a Abuelas en el territorio argentino e internacional.

Uno de los partes de inteligencia informa en detalle la 38° reunión de la Comisión de Derechos Humanos de Naciones Unidas, destinada a describir la situación de los derechos humanos en la Argentina en las sesiones del 23 y 28 de febrero de 1982. Allí queda clara la participación de un agente o algún contacto cercano, que informaba sobre la intervención de organismos como Madres, CELS y Abuelas en la sesión.

Asombran las descripciones detalladas sobre los movimientos de las integrantes de Abuelas y los comentarios peyorativos insinuando que asistían de manera ilegal a las sesiones, cuando por su trascendencia internacional habían logrado ser escuchadas e invitadas por el organismo. El informe de inteligencia deja al descubierto el impacto que la lucha de los organismos en el exterior tenía sobre la dictadura, cuyas autoridades se sentían amenazadas por estas gestiones.

Informes de este tipo también pueden encontrarse en los documentos desclasificados por el gobierno de Estados Unidos sobre el mismo período, entregados al gobierno argentino, con los que venimos trabajando en la base de acceso y consulta desclasificados.org.ar desde hace dos años.

En nuestro archivo se conserva el discurso que Abuelas brindó en Naciones Unidas por esos días y la repercusión en los medios nacionales e internacionales que provocó. Otro documento que da cuenta sobre la dinámica del funcionamiento interno de Abuelas es un informe realizado a fines de 1982, de 16 páginas, que incluye llamativos análisis y valoraciones de los agentes de inteligencia sobre nuestra Asociación.

Para leer el informe completo de Abuelas y el Cels, clic aquí.

Seguir Leyendo