Prensa

Gacetillas · 19 de septiembre de 2016

Despedimos con dolor a otra compañera de lucha, Elsa del Carmen Vera Aburto de Mora

  • Fuente: Abuelas
  • Autor: Abuelas

Elsa falleció el 7 de septiembre en la ciudad de Mar del Plata, donde vivía desde 1992. Es otra de las tantas Abuelas que se va sin poder abrazar a su nieto.

Abuelas de Plaza de Mayo despide con dolor a otra compañera de lucha, Elsa del Carmen Vera Aburto de Mora, quien falleció a los 79 años, en la ciudad de Mar del Plata. Elsa perdió a su tercer hijo Juan Carlos y a su nuera Silvia González, embarazada de cuatro meses, el 1º de diciembre de 1976, cuando un operativo los secuestró de la casa en donde vivían en la ciudad de La Plata. Cuando le llegó la triste noticia Elsa buscó a sus hijos y su nieto, a quien no tuvo la dicha de abrazar.

Juan Carlos y Silvia se pusieron de novio en La Plata, donde ambos habían migrado para estudiar, allí también comenzaron el camino de la militancia. Juan Carlos militó en Fuente de Agrupaciones Eva Perón (FAEP) y en la Juventud Universitaria Peronista (JUP) y ambos formaron parte de la organización Montoneros. En abril de 1976 se casaron y a fines de ese mismo año los secuestraron. Elsa se enteró tiempo más tarde de la noticia. Ni bien supo que su nuera estaba embarazada al momento del secuestro, se sumó a las Abuelas.

Elsa, oriunda de Chile, pasó su infancia en Río Grande, Tierra del Fuego. Fue allí donde conoció a César Mora y se enamoró. Enseguida llegaron los hijos: Marcos, Héctor y Juan Carlos. Y diez años después llegó Mavis, la niña de la casa. Juan Carlos nació el 24 de enero de 1956 en Río Grande, provincia de Tierra del Fuego y su familia lo llamaba "El Conejo", o "Chino". “Un joven idealista, con deseos de un mundo mejor”, así lo recordaba con orgullo Elsa, que desde 1992 vivía en Mar del Plata y acompañaba algunas actividades de la filial. Silvia nació el 20 de abril de 1958 en Monte Grande, provincia de Buenos Aires.

La pareja fue vista por sobrevivientes en el CCD "Pozo de Arana" y en la Comisaría 5° de La Plata. Posiblemente, también hayan permanecido detenidos en la Unidad N° 9 de La Plata. Sus restos fueron identificados por el Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF) y aún seguimos buscando al hijo de ambos.

Querida Elsa te recordaremos siempre y seguiremos buscando a tu nieto y reclamando justicia por todos.

Seguir Leyendo