Casos resueltos

Foto de Laura Malena JOTAR BRITOS
  • Laura MalenaJOTAR BRITOS  
  • Niña nacida 13/08/1977
  • Desaparecida 31/10/1977
  • Localizada 19/03/1980
  • Foto de Mirta Graciela BRITOS ACEVEDO
    • Mirta Graciela BRITOS ACEVEDO
    • Desaparecida 31/10/1977
  • Foto de Alberto Javier JOTAR YRIBAR
    • Alberto Javier JOTAR YRIBAR
    • Desaparecido 31/10/1977

Mirta nació el 30 de noviembre de 1949 en la ciudad de Córdoba. Su familia la llamaba "La Negra". Oscar, su primer compañero, nació en San Cristóbal, provincia de Santa Fe, el 7 de septiembre de 1948. Su familia lo llamaba "Negrito". Ambos militaron en las FAL-22 y en el PRT-ERP. El joven también militaba en el Sindicato de Luz y Fuerza de Córdoba. Sus compañeros los llamaban "La Negra" y "El Negro". El 11 de julio de 1973 nació Tatiana en el Hospital de Clínicas de Córdoba. Tiempo después, Mirta y Oscar se separaron. El 17 de agosto de 1976, Oscar fue secuestrado en su domicilio de la ciudad de Córdoba. Por testimonios de sobrevivientes se supo que permaneció detenido en el CCD "La Perla" y, posiblemente, en el CCD "La Rivera". Mirta había formado pareja con Alberto Jotar. El joven nació en la ciudad de La Plata el 5 de septiembre de 1949. Militaba en las FAL-22 y en el PRT-ERP. Sus compañeros lo llamaban "León" o "El Padrino". El 13 de agosto de 1977 nació Laura Malena, hija de Mirta y Alberto.

La pareja fue secuestrada el 31 de octubre de 1977 en la localidad de Villa Ballester, zona norte del Gran Buenos Aires. Alberto fue secuestrado en su domicilio, Mirta en la vía pública. Junto a ella se encontraban Tatiana de cuatro años y la pequeña Laura de tres meses, quienes fueron abandonadas en una plaza luego del operativo. Las niñas fueron internadas en distintos institutos de menores.

El 19 de marzo de 1980 Tatiana y Laura fueron localizadas por Abuelas de Plaza de Mayo. Por intermedio del Juzgado de Menores de San Martín, las niñas habían sido dadas en guarda al matrimonio Sfiligoy, quienes obtuvieron la adopción simple ocho años más tarde. Este matrimonio las adoptó de buena fe desconociendo el origen de las niñas y las acompañó en el reencuentro con su familia biológica. Si bien continuaron viviendo con su familia adoptiva pudieron reencontrarse con su historia.

Mirta, Oscar y Alberto permanecen desaparecidos.